Muy utilizado en la cocina mediterránea, para elaborar guisos, carnes, embutidos, salsas, fritos, etc. Usado tradicionalmente para ensalzar el gusto y color de los arroces y como ingrediente fundamental en la salsa “Romesco” y el “Xató”. Destinado a toda la población en general.